El encanto de lo viejo - Desde Jalisco

¡Haz click!

El encanto de lo viejo

viernes, abril 19, 2013

Soy cachurera, lo confieso.

Mi madre aún sigue preguntándose de dónde saqué yo ese gusto y no acaba de entender por qué encuentro tan fascinantes los objetos viejos y oxidados que hay en la casa y que ella quiere tirar. 

La verdad es que no me había puesto a pensar en ello hasta que me lo preguntó, y entonces descubrí que una de las razones es el hecho de saber que nadie más los quiere ya. Para mí son objetos que parecen haber desempeñado un papel muy importante en su tiempo de esplendor, que tienen mucha vida aún y un montón de historias por contar, pero que hoy, olvidados, no hacen más que seguir oxidándose sin ninguna utilidad aparente.

Luego de darle varias razones a mi madre, simplemente dedujo que para ella es pura basura y que entonces esa afición (u obsesión) debí haberla heredado de mi papá, un acumulador compulsivo de objetos sin valor (para la mayoría) que después de su fallecimiento me han contando más sobre su vida que él mismo. 



Recordé con alegría que él siempre tenía la solución para reparar cualquier desperfecto en la casa, ya se tratara de relojes, juguetes, aparatos eléctricos, muebles, bicicletas, etc. Y esos, sus pequeños tesoros, junto con los de mi abuela, que estoy encontrando y rescatando, son míos ahora.




La nostalgia por esos recuerdos, el darme cuenta de que en mi niñez hubieron más cosas buenas que no supe reconocer en su momento, el seguir sintiendo cerca a esas personas que ya no están por medio de sus objetos, el misterio de no saber de quién fueron algunos o para qué fueron hechos otros, la belleza de su aspecto desgastado y el sinfín de historias que me puedo imaginar sobre otros tiempos... Ése es el encanto que yo encuentro en los cacharros viejos.



También te podría interesar

6 Comentarios

  1. Hola Angie, que bonita entrada!
    Los tesoros que ahora tienes son de envidia total (yo también soy "tilichenta")
    La charola que muestras en la foto es idéntica a una que tenía mi abuela paterna en su comedor
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rosamargarita, te mando un saludo y te doy las gracias por la visita.

      Eliminar
  2. me encanta! , las llaves son mi fuerte , siempre junto todas!!, la guadaña me da cosita ...jajaj
    beso enorme angie

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puedo imaginar todo lo que harías con esas cosas, Meli.

      :)

      Eliminar
  3. Me encanta todo lo viejo y antiguo

    ResponderEliminar

¡Gracias por la visita!
Si deseas comentar y no tienes un blog, escoge la opción "Anónimo"... Me alegrará saber tu opinión.

¡Haz click!

TIENDA